9 dic. 2016

TESORO






Hablándome pausadamente te desnudas poco a poco con cadencia, palabras que indican en su belleza el dorado camino que lleva a tu divino tesoro.  Aquél que sólo entregas en pequeñas y exquisitas porciones; como el bombón delicado que dulce y plácidamente se va disolviendo en la boca, inundándola de sabor a ti, derretido con el calor de tu hálito.  Cálida corriente que incita a pecar entre tus piernas, estremece, confunde, cautiva y excita el espíritu seduciendo, enamorando….

Tan grata, cálida y placentera que inquieta, tan perversa y lujuriosa, que hechiza, embriaga y embelesa, tan fugaz como la estrella que, harta de brillar en la soledad del cielo negro, titilea en movimiento, como  tus pechos cuando entregada a la pasión bailas con las tinieblas.  Somos espíritus furtivos, levitando entre palabras de amor y lágrimas de sentimientos encontrados; en la calma sosegada de la noche, en el tímido resplandor de la madrugada, en el más recóndito rincón del silencio compartido o tal vez entre bastidores de la noche imaginada.

Copyright © 2016 Max Piquer .Todos los derechos reservados.


HAS LEIDO UN TEXTO DEL LIBRO "VESTIDA PARA AMAR"  DE  MAX PIQUER 
A LA VENTA EN FORMATOS DIGITAL Y PAPEL EN AMAZON  COMPRAR   





NO TE PIERDAS " MUJER"
A LA VENTA FORMATOS DIGITAL Y PAPEL
EN AMAZON  COMPRAR





LIBRO TOP VENTAS 2015 EN AMAZON       COMPRAR

28 nov. 2016

SOLO QUIERO



Solo quiero tenerte a mi lado y poder oler tu piel desnuda. Lamerte todo el cuerpo con los ojos cerrados y deleitar mis sentidos como el ciego que reconoce a su amada entre millones de hembras con tan solo acariciar levemente su rostro.
Recostar la cabeza entre tus senos evocando sentimientos perdidos, tantas palabras enamoradas que el viento me arrebató de las manos para esparcirlas por los angostos caminos que señalaban mis tristes agonías; dejándolas volar libremente entre  hojas secas y papeles rasgados escritos con esa tinta amarga que impone con tiranía la soledad.

Solo quiero pasar con sutileza los labios por tu boca celestial aspirando al mismo tiempo todo el aliento que sea capaz de guardar en los pulmones; porque amor, juro por mi vida que necesito tu respirar para seguir existiendo. Postrarme arrodillado ante tu presencia, aferrarme a la excitante curvatura de tus caderas, y acariciándote ascético las nalgas una y otra vez, sin pausa ni tregua, como un mantra infinito, cubrir de besos mojados tu clítoris regio, resplandeciente, con el fervor que reclama una diosa que reina con orgullo entre los hombres.

Copyright © 2016 Max Piquer .Todos los derechos reservados.

Has leido un relato perteneciente a mi próximo libro  (en preparación)   "DEJA QUE TE SUEÑE"







NO DEJES DE LEER "VESTIDA PARA AMAR"  DE  MAX PIQUER 
A LA VENTA EN FORMATOS DIGITAL Y PAPEL EN AMAZON  COMPRAR 


  



Si te apetece tener el libro firmado y dedicado, pídemelo al correo maxpiquerautor@gmail.com  y te lo envío a casa.


2 nov. 2016

AMIGAS



Nada es comparable a la satisfacción que me produce despertar y observarla a mi lado, recibir la mañana con caricias y bostezos, levantarnos agarrados de la mano y entre olor a café besarnos en la cocina. Ella preparando las tostadas del desayuno mientras exprimo mecánicamente naranjas con los ojos clavados en su piel blanca, brillante, suave y anacarada. Ese rostro angelical, casi infantil, Esos grandes ojazos azulados, sus pechos firmes, sutiles, y ante todas las cosas, su espíritu, ese aura cuya pureza consigue que un día sórdido, triste y apagado se convierta por arte de magia en un luminoso paisaje primaveral. Por eso la amo y agradezco cada hora del día a los dioses el haber tenido el detallazo de ponerme a este ángel en el camino. Creo que ya no podría respirar más que su aliento, ni me calmaría la sed otra bebida que no fuera su saliva o el dulce néctar que mana de las entrañas a través de su vulva enamorada . 

Pero el amor en ocasiones puede que sea un efecto colateral de la locura. Solo eso explicaría que felizmente enamorado y pleno por la hembra que comparte mi vida, sienta temblar las piernas sumido en la confusión cuando otra mujer, que por maquiavélico capricho del destino resulta ser su mejor amiga, me mira fijamente con ojos acusadores, como preguntándome cuando voy a decidirme de una vez, cuando voy a ser valiente y dar ese paso vital, ese volantazo en el camino que nos separa de la felicidad absoluta.  
Yo me quedo sin respuesta, absorto, moviendo la vista desde sus vivarachos ojos marrones a la exquisita línea que dibuja su boca; que con mil expresiones distintas me transmite en décimas de segundo millones de mensajes diferentes; algunos inocentes como cuando un niño repite divertido cada dos por tres esa palabrota que aprendió por la mañana en el colegio sin conocer siquiera su significado; otras veces se presentan en forma de una gran fábrica generadora de morbo apasionado y crudo deseo; de cariño y lujuria reprimida al más absoluto desenfreno. Y no puedo evitar abrazarla, apretar sus pechos contra mí y devorarla de arriba abajo, de abajo arriba; sin tregua, abandonado a mis instintos y a los suyos, jadeando enloquecido en pos de su felicidad. 

Y pregunto confuso a los cielos y a los infiernos el porqué me veo atrapado en tan delicada tesitura. Sentimientos ilógicos  y  tan jodidamente intensos y reales.
Ella sabe muy bien la dificil situación en la que me encuentro, que estoy indefenso rendido a sus pies, que no solo mi sexo sueña en voz alta con sus mimos, sensuales caricias y ese húmedo calor que genera su vagina empapada, sino que su sonrisa me pertenece, como también sus sollozos. Necesito su dicha; no, no es un capricho, ni tampoco un fugaz calentón pasajero, es muchísimo más, añoro ver como ríe, quiero acunar sus desvelos, vivir en sus sueños. ¡Dios qué complicado es todo!¡Qué doloroso resulta dividir en dos el corazón sin decir mentiras ni esconder secretos. ¿Cómo explicarles lo mucho que las quiero sin que me tilden de carota, sinvergüenza o mentiroso? No soportaría dañarlas ni mucho menos lo merecen. 
¿O será mejor adoptar un silencio piadoso?  No lo tengo claro, estoy muy perdido. Solo sé que las palabras mudas se clavan como espinas en el corazón, cuando besas sinceramente con el alma.


Copyright © 2016 Max Piquer .Todos los derechos reservados.


NO DEJES DE LEER "VESTIDA PARA AMAR"  DE  MAX PIQUER 
A LA VENTA EN FORMATOS DIGITAL Y PAPEL EN AMAZON  COMPRAR   



Si te apetece tener el libro firmado y dedicado, pídemelo al correo maxpiquerautor@gmail.com  y te lo envío a casa.






LIBRO TOP VENTAS 2015 EN AMAZON       COMPRAR

24 oct. 2016

NOCHE DE VALPURGIS



 Desde los albores de los tiempos el hombre se ha sentido vulnerable a lo desconocido, temeroso hacia todo aquello a lo que su reducido entendimiento es capaz de procesar, analizar o digerir. Cuando la razón intenta en vano encontrar  lógica a lo inexplicable, cuando los esquemas del raciocinio se desmoronan como una figura de arena ante la furia del viento, cuando la realidad parece evaporarse como el humo que exhala una vela al apagarse, entonces los gritos se ahogan en la garganta y las piernas se niegan a obedecer las órdenes del cerebro.  He aquí el momento en el que el vello se te eriza, la sangre se congela en las venas y el sudor se torna frío porque aterrado, eres consciente de que ha llegado la hora del miedo.

Ese pánico que nos arrastra a través de paisajes sombríos, bosques tenebrosos o mansiones encantadas cuyo interior guarda horripilantes secretos y abominables maldiciones; castillos medievales que ocultan largos pasadizos sin fin;  lúgubres sótanos y  oscuros panteones poblados de espantos torturados que pululan por sus pasillos arrastrando pesadas cadenas y cuyos plañideros quejidos ocultan la luna apagando de un soplido la luz de las estrellas. 

Tétricos cementerios sembrados de lápidas cuyas cruces  asomando entre la niebla, enmohecidas y agrietadas por el devenir del tiempo, escuchan en silencio la estremecedora voz de los difuntos que bajo ellas habitan. Criaturas del Averno cuyos rostros putrefactos te someten al más estremecedor de los desvelos. Semblantes huérfanos de expresión, ojos  blanquecinos carentes de brillo y alma. Grotescos muertos vivientes ávidos de carne humana que vagan sin rumbo en macabra procesión. Desagradables figuras endemoniadas medio devoradas por los gusanos, malolientes, mutiladas; que emergen desesperadas de sus ataúdes carcomidos buscando liberarse por fin de la húmeda tierra en la que yacen condenadas para siempre tras la inapelable sentencia de la muerte.

Se acerca ya la noche señalada; marcada con  pavor en el calendario de la historia, en la cual los no vivos deciden acceder sin permiso a nuestras  pesadillas; y las brujas vuelan  montadas en sus prodigiosas escobas buscando víctimas en las que experimentar nuevos hechizos y conjuros. También orcos legendarios, monstruos del inframundo, licántropos hambrientos, fantasmas burlones y hasta regias momias egipcias que, resucitadas a través de atávicos rituales, por nada del mundo querrían perderse la aberrante celebración.

Sin embargo, no todos los hijos de la noche disfrutan de tan sanguinolenta  orgía, como esa pálida mujer que, recostada sobre la tumba de su enamorado, solloza desconsolada su añoranza; pues para ella es motivo de  profunda tristeza y melancolía el recordar a ese alma querida que, abandonada la inmortalidad, se fue para siempre.  Porque su terrible condición, el destino atroz al que vio condenada su existencia fue causada por amor. Tan enamorada estaba, tan ofuscada, que optó un día por seguir el camino de la oscuridad con tal de tenerlo para siempre a su lado.

— Aún siento el frío dentro de mí tras aquella noche en la que fuego y escarcha se conjuraron en la gran catarsis de mi alma perdida. Ya no me queda memoria para recordar la fecha en que todo ocurrió ni lágrimas que lloren el azaroso destino al que me condenaste, hace  ¿cientos de años? ¿siglos quizá? o simplemente todo se trata de un estigma impenitente que forjaste en mi espíritu para recordar al maligno que te pertenezco para toda la eternidad. No lo sé amor, no lo sé....

Tras un leve batir de alas entraste en mi dormitorio revoloteando sobre mí, reconociendo cada poro de mi piel desnuda; y en forma de bruma me rodeaste cubriéndome con tu sensual capa azabache. Sin pronunciar palabra enfocaste hacia mis pupilas tus ojos enrojecidos para robarme la voluntad y descubrir uno a uno mis deseos más inescrutables. Se paró el reloj, nada existía a mi alrededor salvo tu presencia majestuosa pellizcando mis pezones y lamiendo los labios vaginales que, babeando, suplicaban  placer. Luego ordenaste con gesto altanero a la gravedad hacerme levitar lentamente; y suspendida con las piernas abiertas, parada en el aire, me penetraste ferozmente con tu  ardiente pene ano y vagina, acercándome a las doradas puertas del éxtasis.  Un orgasmo sin fin, sobrenatural, como viajar abrazados a bordo de un colchón mágico impulsado por el éter con suspiros y palabras candentes hacia  ignotas dimensiones. Después, marcada por tus colmillos punzantes, casi desmayada por el gozo, me depositaste delicadamente sobre el lecho con esa placentera sensación de quien es rescatado del frío para dormitar reconfortado ante el acogedor calor de la hoguera crepitante. 

Ahora solo me queda vagar eternamente sin otro sentido que dar sustento a la soledad, ingrata compañera con la que convivo y que pese a su cercanía, insiste en no conocerme. Sabe bien que no me agrada el tacto de su piel ni tampoco sus consejos dañinos. Cipreses, amargura, llanto... Pétalos de desazón que gritan al viento su sorda melancolía. Descansar durante el día huyendo de los rayos del sol para renacer en la noche con la oscuridad como aliada para, como cualquier ser diabólico procedente de las entrañas terrenales, saciar mi sed con sangre inocente; dulce ambrosía que  me enseñaste  a disfrutar.

Nada es igual desde que te fuiste, mi vida;  una puta y maldita estaca clavada en tu pecho cambió el devenir de nuestro romance  Por eso mi mundo ya no es mundo sino recuerdos lacerantes con sabor a ósculos perdidos;  la pira de la pasión se reduce ya a cenizas,  pues nada ni nadie puede excitarme salvo tu sexo rampante; muero en vida poco a poco de tristeza y desamor por no escuchar ya tus voces llamándome detrás de las sombras;  presos mis oídos del silencio sepulcral que reina en esta sombría cripta en la que habito, pues existen amores tan intensos que son capaces de sobrevivir latentes, más allá de las tinieblas.


Copyright © 2016 Max Piquer (RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS) 


"VESTIDA PARA AMAR"  DE  MAX PIQUER 
A LA VENTA EN FORMATOS DIGITAL Y PAPEL EN AMAZON  COMPRAR 


  Si te apetece tener el libro firmado y dedicado, pídemelo al correo maxpiquerautor@gmail.com  y te lo envío a casa.

NO OLVIDES LEER "MUJER" PRIMERA NOVELA DE MAX PIQUER, A LA VENTA EN AMAZON  EBOOK Y PAPEL  COMPRAR







20 sept. 2016

COBÍJAME



Quiero sentirme tuya, protégeme m cielo, no me abandones esta noche ni un segundo, te lo suplico. Arrópame con tu piel, pégame a tu vientre, camúflame entre tus caricias sosegadas, escóndeme ¡Que el mundo no me encuentre! rodea mi cuerpo con tus brazos poderosos y deja que lama a ciegas tu virilidad . 
Guárdame en tu pecho mi vida, que tus latidos aplaquen  mi alma enamorada para que nadie ni nada consiga jamás arrancarme de entre tus brazos. ¡No me dejes errar de nuevo por Dios!  vísteme de amor el alma mientras posees  mi cuerpo, suave, caliente, rendido para ti,  para tu deleite. 
Quiero darte placer; que nuestros sexos se besen, se acaricien, se exciten, lloren de emoción y sentimiento y se fundan al fin en un grito infinito, estallando en magia y lágrimas de amor, sin pausa ni final,  como un sueño de hadas interminable del que jamás me dejarás despertar.


Copyright © 2016 Max Piquer (RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS) 



HAS LEÍDO UN FRAGMENTO DE "VESTIDA PARA AMAR"  DE  MAX PIQUER 
A LA VENTA EN FORMATOS DIGITAL Y PAPEL EN AMAZON  COMPRAR   

Si te apetece tener el libro firmado y dedicado, pídemelo al correo maxpiquerautor@gmail.com  y te lo envío a casa.

NO OLVIDES LEER "MUJER" PRIMERA NOVELA DE MAX PIQUER, A LA VENTA EN AMAZON  EBOOK Y PAPEL  COMPRAR




14 sept. 2016

A TUS PIES


Ven, túmbate, relajada, intenta dejar la mente en blanco el viaje ha sido largo y estás agotada mi vida, tus ojazos te delatan.  No pienses en nada, solo concéntrate en sentir el peso de tu cuerpo sobre el colchón y deja que la piel espere expectante por donde empezará a sentir escalofríos.
Te observo en silencio unos minutos impávido, embelesado, se me hace la boca agua como un niño glotón ante su golosina favorita; y una especie de “corriente eléctrica” recorre mi entrepierna, como el resorte que activa mis apetencias más lascivas, mi deseo más caliente.
Procedo a quitarte los zapatos despacio. Para mi significa un excitante ritual. Me resulta muy erótico descalzarte; al fin y al cabo es desnudar tus pies, descubrir una hermosa parte más de ti, de ese cuerpo maravilloso que una noche tatuaste en mi mente con tan solo juntarlo al mío,sellándolo para siempre con el calor de tus besos, escritos con saliva permanente en los archivos de mi memoria.

Deja que acaricia el empeine con un suave masaje. Los talones, sutiles como los de una bailarina; las plantas, blandas y suaves. Me gusta cerrar los ojos y recorrerlas con la lengua para buscar los dedos y besarlos uno por uno. Después me los meto en la boca, arropándolos con el aliento, chupándolos con deleite, el más grueso en primer lugar. Noto como empiezas a retorcerte levemente. Suspiras. Esas pequeñas cosquillas han dado paso a sensaciones tan intensas que el vello se eriza en la epidermis; nunca pensaste que los muchas veces olvidados dedos de los pies podrían producir un placer tan extraordinario. Conforme voy degustándolos, succionándolos, mordiéndolos, masticándolos, aumenta la temperatura en el monte de Venus, liberas tus apetencias ávida de gusto y morbo; te ofreces en alma y cuerpo a la tentación envuelta en dorado papel de regalo; y la humedad envolvente de tu vagina empapa ya el envés de los muslos y los encajes de tus bragas de seda.

Copyright © 2016 Max Piquer .Todos los derechos reservados.

Modelo: Laura Ronda. Fotografía: Patricia Martín


NO DEJES DE LEER "VESTIDA PARA AMAR"  DE  MAX PIQUER 
A LA VENTA EN FORMATOS DIGITAL Y PAPEL EN AMAZON  COMPRAR   


Si te apetece tener el libro firmado y dedicado, pídemelo al correo maxpiquerautor@gmail.com  y te lo envío a casa.


NO OLVIDES LEER "MUJER" PRIMERA NOVELA DE MAX PIQUER, A LA VENTA EN AMAZON  EBOOK Y PAPEL  COMPRAR








8 sept. 2016

DESILUSIÓN



Te aseguro que resulta duro, muy duro, estar colgado de una mujer en la distancia. Pensándote, deseándote cada minuto,  intentando luchar contra la ansiedad que generan las ganas de tenerte a mi lado, entre mis brazos, lamiéndote los senos, mordisqueándote el cuello inhalando profundamente tu respirar entre largos suspiros, comerte la boca con avaricia y soldar mi sexo al tuyo. Entornar los ojos, sentir ese placer infinito, tan difícil de describir, de adentrarme en su interior y sentir el acogedor abrigo de las tórridas paredes de tu vagina, húmedas y cálidas como la veraniega brisa marina; compartiendo tus fluidos con los míos, como generando una poderosa substancia adhesiva que une nuestras esencias, cuerpos, gozos e ilusiones. 

Pero cuando me dejo llevar por la ensoñación de tus encantos y relajado abro la jaula de la fantasía dejándola volar, recreándome en el recuerdo de tu imagen y el sentimiento que me enamoró como a un imberbe adolescente, entonces la cruda, cabrona e inevitable realidad, una vez más, me muestra las verdaderas secuencias de tu vida y las que configuran la mía. Tan lejanas, tan diferentes, tan imposibles. No imaginas lo jodido que resulta pensar en ti en un momento del día y ser consciente de que quizás en ese mismo instante todo lo que anhelo de ti, todo lo que quiero darte, lo estás compartiendo y disfrutando con otro hombre. Y que a fin de cuentas, tus besos "de verdad" son para otros labios y otra lengua, que es su mirada y no la mía la que te derrite, que son sus manos las que delinean las curvas de tu cuerpo erizándote la piel, que es su falo el que te hace vibrar y su esperma tu festín. Que es a él a quién suplicas placer y con él lo vives. 
En definitiva, que la mujer de mis sueños pertenece a otro hombre, como pertenece a otro mundo, otro ambiente, otra vida que nada tiene que ver con la mía. Entonces amigos, la ilusión se desvanece, las mariposas se duermen en el estómago y la erección más excitante se convierte en frustración, tristeza y dolorosa flacidez. Gravosos y oscuros tributos aquellos que debe pagar una mente soñadora.

Copyright © 2016 Max Piquer .Todos los derechos reservados.


NO DEJES DE LEER "VESTIDA PARA AMAR"  DE  MAX PIQUER 
A LA VENTA EN FORMATOS DIGITAL Y PAPEL EN AMAZON  COMPRAR   


Si te apetece tener el libro firmado y dedicado, pídemelo al correo maxpiquerautor@gmail.com  y te lo envío a casa.

NO OLVIDES LEER "MUJER" PRIMERA NOVELA DE MAX PIQUER, A LA VENTA EN AMAZON  EBOOK Y PAPEL  COMPRAR



26 ago. 2016

ANILINGUS




Me apasiona estimularte el ano, no puedes llegar a imaginar cuanto. Acercar el rostro a tus nalgas doradas por el sol, deleitarme de su suavidad frotando sobre su piel mis mejillas. Lamerlas como el oso que saborea con gula la miel de una dulce colmena y besarlas después en excitante ritual; con tanta devoción como lujuria encendida. Adoro perderme entre los glúteos, explorando al milímetro a través de esa fantástica hendidura que las divide, buscando con impaciencia la puerta que ocultas en las tinieblas y que tanto te gusta que profane.  

Me encanta estimularte el ano, mi vida, acariciarlo muy sutilmente con la punta de la lengua dibujando círculos concéntricos, haciendo que se mueva, se amolde, se ablande, se dilate como si estuviera hecho de algún tipo de caucho de tacto cálido, suave, elástico y especial. Es la fuerza de tu esfinter que, presa del deseo, cobra vida al sentirme poseer sus dominios y violar sus interiores. Llamo varias veces a la puerta del perineo, antesala de gozos en la sombra, maravilloso puente de carne y piel entre dos mundos eróticos (y en ocasiones injustamente olvidado por los amantes); entonces, abre de par en par las puertas de palacio dejándose invadir, oponiendo nula resistencia. 

Adoro estimularte el ano, amor . Mi miembro en pétrea erección, oprimido por tus húmedas paredes, avanza más y más, gozándote en crescendo, cada vez más profundo, cada vez más enérgico. Tus gritos, mezcla de dolor y placer, me enloquecen. Tus suspiros me enamoran. ¡Eso es!  Muévete resoplando. Te aprieto, Te embisto, te quiero, te penetro, te amo.... ¡Te siento!.

Quiero dejarte la huella de la pasión, rellenarte el recto con el tibio esperma que escupo dentro de tí y contemplar como un hilo de fluido lechoso brota por la ranura del vicio para caer resbalando entre tus muslos mojados.  
En la cima del deseo, Juntos convertimos palabras proscritas, sucias, en intensos vocablos de amor y plegarias de ardor, gritos, jadeos, suspiros penetrantes y sordos gemidos en únicas y bellísimas sinfonías. 

Copyright © 2016 Max Piquer .Todos los derechos reservados.


NO DEJES DE LEER "VESTIDA PARA AMAR"  DE  MAX PIQUER 
A LA VENTA EN FORMATOS DIGITAL Y PAPEL EN AMAZON  COMPRAR   

Si te apetece tener el libro firmado y dedicado, pídemelo al correo maxpiquerautor@gmail.com  y te lo envío a casa.




12 ago. 2016

CAMPANAS






 Ven, ponte de rodillas, abre las piernas sobre mí y refriega salvaje el sexo en mi cara para que su aliento me cubra la boca y su tórrida humedad impregne mi rostro con tu perfume. Mis labios resecos ansían ese flujo de sabor penetrante, cálido, espeso; que tienta al deseo y ahoga mi sed. 
Quiero que seas muy feliz; y que durante unos instantes el vello se te erice en la piel, las rodillas tiemblen, el clítoris endurecido brille como un diamante bajo el sol y los pechos se balanceen una y otra vez como hipnóticas campanas que invitan a ser gozadas, acariciadas, lamidas o besadas al son que dicta esa erótica y singular danza sobre mi cuerpo desnudo; hasta que la mirada se nuble de placer y a tu alrededor solo puedas ver espejos de colores que reflejen tu sonrisa.

Copyright © 2016 Max Piquer .Todos los derechos reservados.


NO DEJES DE LEER "VESTIDA PARA AMAR"  DE  MAX PIQUER 
A LA VENTA EN FORMATOS DIGITAL Y PAPEL EN AMAZON  COMPRAR   

Si te apetece tener el libro firmado y dedicado, pídemelo al correo maxpiquerautor@gmail.com  y te lo envío a casa.


29 jul. 2016

DÉJAME SOÑAR...



Déjame soñar, muéstrame esa sonrisa hasta que la luna se esconda envidiosa y los rayos del sol se apaguen celosos de su belleza. Déjame soñar ese amor imposible que pintó de música mis horas más tristes, mis múltiples desengaños, frustraciones y anhelos perdidos, la ilusoria razón de mi existencia. 

Déjame soñar que al entornar los ojos y oler tu piel percibo  en mis sentidos la mágica fragancia de la flor más delicada; esa que solo recrea mi mente si se siente regada por gotas de cariño deseado vomitando lágrimas de soledad y oscura desesperanza. 

Déjame soñar con el abrazo de tu cuerpo desnudo, con el salado sabor de tu sexo y la dulzura de tus besos apasionados;  aquellos que se forjaron en mi mente imaginando tus caricias milagrosas, capaces de resucitar al hombre que un día quiso vivir y morir en tu regazo; regalándote placer en secreto, caminando de puntillas sobre la noche para no despertarte al velar tu sueño. 

Por favor, déjame soñar cobijado entre tus senos tus fantasías más ocultas, tus deseos más profundos, tus caprichos... Llorar tus lágrimas, reir tus risas, respirar tu aliento y ver el amanecer con la hermosura de tu mirada. Ojos tan extremadamente hermosos que deslumbran a la mismísima reina de las estrellas.

Copyright © 2016 Max Piquer Todos los derechos resrvados.


NO DEJES DE LEER "VESTIDA PARA AMAR"  DE  MAX PIQUER 
A LA VENTA EN FORMATOS DIGITAL Y PAPEL EN AMAZON  COMPRAR   
Si te apetece tener el libro firmado y dedicado, pídemelo al correo maxpiquerautor@gmail.com  y te lo envío a casa.








8 jul. 2016

¡¡VAYA CRUZ!!




-Ave María Purísima...

-Sin pecado concebida. 
A ver, dime... ¿Qué necesitas limpiar de tu conciencia hija mía? Cuéntale al Señor todopoderoso en qué has faltado a su nombre, todos esos pecados que sin duda has cometido y que, a buen seguro, andan ensuciando tu alma y removiendo tu conciencia... Adelante, te escucho...

-Padre, me acuso de... Bueno, creo que no me he comportado como una buena esposa. He engañado gravemente a mi marido, por primera vez en mi vida ¿Eh?

-¡Vaya!,la mentira y la falacia en si mismas, siempre son una fea falta que, como sabes muy bien, colisiona frontalmente con los principios cristianos más elementales; y si además es a tu esposo a quién has engañado !Mucho peor!, pues has traicionado con ello al cabeza de familia al que debes sumisión y obediencia; e insultado al padre de tus hijos denigrando lo más bello que el Señor tuvo a bien conceder al hombre y a la mujer, la institución familiar y el santo matrimonio; lazo de unión indivisible sustentado en el amor casto y la procreación y educación de los retoños para que  el día de mañana lleguen a ser buenos, sanos y ejemplares cristianos.

Y dime pequeña...¿De qué manera ejerciste esa patraña? ¿Leiste a escondidas novelas de esas pecaminosas como las que escribe ese pervertido.. Ese tal... ¿Piquer? ¿O esa otra de las sombras de no sé quién que a tantas y tantas buenas y santas esposas ha empujado al camino de la perdición? ¿Le ocultaste alguna compra despilfarradora acaso? ¿Atentaste contra la economía del hogar quizá? Eso es algo muy feo en donde suelen caer buena parte de las mujeres casadas hoy en día. La tentación por lo material, el apego a lo insustancial y lo prohibido por la ley de Dios suele nublar la vista de la hembra caprichosa,llegando incluso a olvidar por completo el sagrado deber de velar por su casa y rendir devoción a su marido, olvidando los deberes que contrajo en el altar. 

-No padre,nada de eso...Jo, que vergüenza Señor... le he sido infiel, me he acostado con otro hombre.

-¿Pero qué oyen mis oídos? ¿Has fornicado pecaminosamente como una vulgar prostituta? ¡Has entregado tu cuerpo a otra persona atentando contra el sexto mandamiento! ¿No sabes acaso que la lujuria es un pecado capital?

-Si padre, lo sé y me siento muy avergonzada y arrepentida. Yo quiero a mi marido... Pero ya no me conquista ni me dice cosas bonitas, ni me toca el higo desde hace meses, no me siento deseada y ese hombre me piropeaba, me miraba con deseo, me desnudaba con la mirada y eso me ponía muy muy caliente, acariciaba mi cuerpo, me besó en la boca... ¡Oh Dios me perdone! no pude resistirme, no pude...

-¡Calla blasfema insensata! ¡No uses el nombre de Dios para justificar esos actos execrables que dañan mis sentidos y los oídos del Altísimo! 

Y... Dime... ¿Quién fue ese hombre sin escrúpulos por el que te dejaste seducir? ¿Una amistad conocida? ¿Un antiguo novio? ¿Un vecino del pueblo?

-El butanero padre. Viene a casa cada semana; es joven, alto, fuerte, agradable y educado. Además huele tan bien... Mi marido huele a vino.

-¡Ay ignorante! ¡El vino es bebida santa, elegida por Dios como sangre de su hijo Jesús! Y ese mozo, del cual no pongo en duda su hermosura, seguramente irresistible, se trataba del mismo Satanás camuflado para tentarte. Y tú, presa de la lascivia le abriste sin pensarlo dos veces tus piernas no con el propósito de procrear vida,no, sino con la vil intención de saciar tus más bajos instintos de ramera!¡Qué vergüenza! ¿Qué dirían tus hijos si lo supieran? ¿Y los hijos de tus hijos? ¿Y tus padres? ¿Y los padres de tus padres? ¿Y los...? Bueno..

Y dices... Ejem ¿Dices que te tocaba y besaba en la boca? ¿Con lengua? ¿Qué te tocaba el malandrín?

-Oh síi, ¡Me besaba como hacen en las películas! Me daba chupaditas en los labios intentando deslizar la lengua hacia dentro, ¿Sabe? Sii como un gusanejo... Mmm.... Yo la abrí de par en par y me lamía tó por dentro, hasta me se cayó el empastre que me pusieron en el Vitraldén la semana pasada y tó! imagine con qué ganas me lo hacía... Mmm... me mojé toda, creí que me estaba orinando padre... Una vergüenza...

-¡Pero qué cochina!  ¡Qué marrana! ¡Por todos los arcángeles del cielo! ¡Qué depravación!¡Qué degenerados! ¡Qué..! ¡Qué..
¿Qué más te hacía?... 

-Al ir a pagarle la bombona me se cayó al suelo el monedero; al agacharme me palpó las nalgas, primero una, después la otra y finalmente metió la mano bajo mi falda y hurgó entre las dos, por la rajica, mientras me pellizcaba con la otra los mofletes. Eso no me lo había hecho nunca mi marido, siempre dice que el culo pa cagar, peerse y asentarse na más. Era algo nuevo para mi y me gustó mucho. Quería llegar hasta el ojete, el atrevido... ¡Pero no! Ahí sí que me mantuve firme pese a la salidez que arrastraba y no, no le dejé. Es que me daba vergüenza porque padezco de almorroides y no era plan. Y luego, por fín, al recogerlo delante de él.... Al recogerlo.... No, no puedo seguir, me da mucha vergüenza padre... 

- ¡¡Pues tienes que seguir te guste o no, malnacida!!  Debes contarle a Dios cada detalle de lo ocurrido para que pueda perdonarte con su magnanimidad y bondad infinita. 

Continúa hija mía continúa...No debes temer al creador si estás realmente arrepentida de tus actos. ¿Qué dices que pasó al agacharte para recoger la cartera? ¿Qué nuevas e infernales ocurrencias practicó contigo ese botarate?

-Pues me apretaba y magreaba las tet... Quiero decir los pechos, padre. Me los sacó de las cúpulas del sostén y empezó a chupar el jodío, como muerto de hambre. Yo le decía entre gemíos que no tengo leche ni ná, pero me gustaba mamantarle como a un lechón. Se reía mucho, me decía que me tragara un puñaíco de café y así nos hacíamos un cortado, ji ji ji ¡Tenía de cada ocurrencia... ji ji ji.. Más simpático que un San Luis el cabr... El chico. ¡Y qué bien que los chupaba oiga, los pitones!. Luego bajó la cremallera de su mono anaranjado. No llevaba nada debajo. Agarrándome de los pelos  atrajo mi cabeza a su miembro viril. Era enorme padre, mucho más grande y gruesa que la de mi marido. Tan larga y gorda era que más bien parecía la tranca de un jumento. El capullo era rojizo como las ascuas del fogón y brillaba como el trigo bajo el sol. Apuntaba directo a mi cara. Yo le decía: "Cuidao majo, que las armas las carga el diablo" ji ji ji, teníamos mucha confianza y un ambiente muy desentendido y relajao como verá padre. Cosa que no me pasa con mi Tomás, que cuando tenemos seso me parece como si me estuviera examinando o algo y no me relajo hasta que no le escucho roncar. Bueno, me empujó la cabeza hasta que... Hasta que... Bueno, hasta que sentí su tacto y calor en mis labios. Era tan suave... Entonces cerré los ojos y me dejé llevar, lo lamí como una perra, me pidió que abriera la boca y así lo hice; tomándolo con mi mano me lo metí con cuidado para no dañarlo con los dientes, porque mi marido siempre se queja de que le muerdo y acaba dándome capones en la cabeza para que se lo suelte. No es mi culpa si nadie me enseñó. Además tiene la odiosa costumbre de usar mi cabeza de cenicero porque le gusta fumar mientras se lo hago. Eso no me gusta nada padre, siempre le digo que un día me va a quemar, pero nada, ni caso que me hace, dice que eso es bueno pa la caspa. Pero este chico jadeaba de placer cada vez que su pito entraba y salía y con el masaje que le daban mis labios, mientras él empujaba mi cabeza marcando la velocidad que más le gustaba; y me decía continuamente lo bien que se lo hacía, el gustito que le daba... ¡¡Diosss!! 



-¡Te prohibo que profanes de nuevo el nombre del Señor en este sucio y repugnante relato!! ¿Me oyes? o me veré obligado a echarte del templo a patadas como Jesús a los mercachifles; y dejarte a merced de los fuegos del infierno.
¡Oh Señor misericordioso! Dáme fuerzas para servirte y continuar escuchando la narración de esta pecadora...
¿A qué esperas? Vamos, vamos, ¡Sigue, que no tengo todo el día! 
Esto..ejem.. ¿Y la simiente? ¿Qué pasó con la simiente, hija mía?

-¿La simiente? ¿Qué simiente padre?

-¿Pues qué simiente va a ser, hija del pecado?  ¡El fluído del hombre que otorga la vida!

-Ahh ¡La lefa quiere decir! Pues... me la tragué padre, la bebí toda y estaba calentita y espesa, sabía tan rica, tan...

-¿Tan qué? ¿Tan qué? ¿A qué sabía? ¿Dulce? ¿Amarga tal vez? ¿A qué sabía? ¡Dílo de una santa vez, por todos los santos!

-Me da vergüenza padre...

-¡Y dale con la vergüenza de los c.. ¡¡Ohh perdón Dios todopoderoso! ¡Esta criatura blasfema intenta sacarme de quicio como hizo el diablo a Jesús en el desierto!
¡Te he dicho que sigas! ¡No pares leche!

- ¡Ayyy padre! Siento que el confesionario se mueveee! ¿No lo nota? ¡Hace ruidoo! Taca, taca, taca...¡Seguro que se trata de la ira de Dios por mi pecado y me manda un terremoto pa que me aplasteee!
¿Está usted bien? ¿Está resfriado? Creo que respira mal, jadea como un gorrino, tendrá que tomar vagos de ucaliptus o Visbaporússs o algo, que ya no es usté un chaval...No dice nada.. ¿Padree?

-Que si...gas, nufff.. si...gas...uffff...nuuufff si...gas...

-Que sííí, que sííí... del gas butano era el joven sii ¡ya le he dicho que me traía una bombona!

-¡Qué sigas de una pu..ñeteera veeeez!

-¡¡Vale padre, vale!! No se altere que le va a subir el colenterol!  

Pues sabía...a...¡Ufff me encantó! ¡Que estaba de vicio padre!, ¡De rechupete! La de mi marido no me la trago nunca y él se enfada mucho por eso, pero es que siempre le gusta hacerlo después de comer o cenar y claro, como se atiborra a morcilla con gazpacho a mi eso después me sabe mu mal y me dan unas arcadas horrorosas sabe? La de mi butanero era suavecita, "lais", como la mayonesa sin calores esa ji ji ji... Me la tragaba a dos carrillos, saboreaba esa lechecica con la lengua y aún recuerdo el sabor agrio que dejó en mi paladar, como a limón con cierto gusto a salmonete o algo así, salía a chorros, escupida por esa vergazaa dura y empinadaaa... Poderosaaa  Yo me acariciaba el clíntoris, el botoncico... Uuuff ... Me corr...Ohh ¡Ohh Diooos me excito al recordarlo! ¡¡Ohh Diooss!! ¡¡Diooooos!!

¡¡Hostias que esto se tambaleaa muchoo!! ¿Pero qué coño es ese traqueteoooo? Ohhh ¡El confesionario padree¡Que se viene abajoooo! ¡¡Se caeee....!! ¡¡Se nos cae encimmm ¡¡Ayy!! ¡¡Ayyyy qué dolor más grandeee!! ¡Ayyyyyy...!

-Nuuuff...Nuuuff..¿Peero queé host?..¿Quée? Uhhhmmm uhhh Uhhh Ahhhhh !La cruz! ¡Señor todopoderosoo! ¡¡Noo La cruuuz noo!! Jodeeeer!  Ayyy noooo ahhhhhhh ...Padre nuest..¡¡Ayy!! Que estás en los ci.. Ayyy !!  santific...Ayy¡¡Ahhhhhhh...!!

-Ayyyyyy mi cabezaa padreee, padreee Ayyyy! Ayyyyy ¡¡Sálvese quién puedaa!! Hasta luego Lucaaas ¡Ayy!,¡Ayyyy! ¡¡Ahhh,ahh aaaaaaahhhrgg...!!

            -ÚLTIMAS NOTICIAS-

En la tarde de ayer se produjo un lamentable accidente en la cercana ermita de San Donato Nonato cuando el confesionario, en el que en ese instante el párroco del templo confesaba a una feligresa, se vino abajo sin motivo aparente junto a una pesada cruz de madera de cuatro metros de longitud datada del siglo XIII y adosada al mismo; resultando en consecuencia gravemente heridos tanto el sacerdote como la citada feligresa. Ambos en estos momentos permanecen ingresados en la Unidad de cuidados intensivos del hospital comarcal, siendo su estado estable dentro de la gravedad. Según una testigo presencial que se encontraba orando en el templo en el momento del desplome, el confesionario ya llevaba un largo rato sonando raro cada vez más fuerte hasta que "comenzó a moverse de un lado a otro como un flan" arrastrando con él a la pesada cruz; y en décimas de segundo todo se vino abajo entre un gran estrépito y los alaridos de las dos personas que quedaron atrapadas bajo los maderos que formaban su sólida estructura. Peritos del ayuntamiento y bomberos investigan las causas de tan desgraciado accidente. En las  próximas horas se espera asimismo la llegada de Iker Jiménez y el equipo del programa televisivo "Cuarto milenio" para investigar también  las causas de tan insólito hecho.

Copyright © 2016 Max Piquer



NO DEJES DE LEER "VESTIDA PARA AMAR"  EL NUEVO LIBRO DE  MAX PIQUER 
A LA VENTA EN FORMATOS DIGITAL Y PAPEL EN AMAZON  COMPRAR   

SI DESEAS UN EJEMPLAR FIRMADO Y DEDICADO PUEDES PEDÍRMELO AL CORREO maxpiquerautor@gmail.com Y TE LO ENVÍO A CASA













     OTROS LIBROS DE MAX PIQUER



"MUJER" disponible en eBook 1´40 €  y formato impreso 9´86 €  en
la tienda Amazon: COMPRAR
SI ALGUIEN DESEA ADQUIRIR UN EJEMPLAR FIRMADO Y DEDICADO PODÉIS PEDÍRMELO AL SIGUIENTE CORREO: 
maxpiquerautor@gmail.com Y OS LO ENVÍO A CASA.









"Los despertares de Cora" disponible en eBook (1´40 €) y formato impreso (4,45€)  en la tienda Amazon:  COMPRAR

5 jul. 2016

AMOR ONLINE



Ella, insatisfecha y un tanto aburrida en su matrimonio, se ve muy sorprendida ante los halagos que de pronto le otorga un extraño a través de un monitor y esto le hace gracia y divierte en un principio. Poco a poco esa relación a distancia se va consolidando y ella se siente cada vez más agusto cuando se pone delante de la pantallita del móvil con su "nueva relación virtual". Es excitante Jugar a "mujer infiel, sexy y liberal", puede expresarse con ese hombre sin tabúes ni represiones de ningún tipo y se deja llevar por sus más ardientes fantasías, esas que reprime ante su cónyuge por temor a ser rechazada, juzgada o simplemente porque su pareja no alcanza el nivel sexual que requiere su naturaleza. En cambio jugando con su ciber-amante disfruta incluso de unos orgasmos que no siente ni había soñado alcanzar en su vida "auténtica". 

Por la otra parte, su partenaire a distancia suele encontrarse en idéntica o parecida situación y la cosa marcha viento en popa hasta que...¡Ayy! comienzan a entrar en juego los sentimientos, que nada saben de distancias, ciberespacios ni virtualidades. Se sienten en el corazón, retumban como un tambor en el alma y ya está; y uno de los dos (normalmente el varón, más apasionado y menos cabal y reflexivo) empieza a enamorarse perdidamente de esa persona que, aunque no conoce en persona y muy probablemente jamás conozca, anhela, sueña o le falta en su vida, idealizándola quizás en exceso; e inevitablemente comienzan a surgir los conflictos propios de una medio tan oculto y oscuro como es Internet y las redes sociales en concreto. 

Esto significa que cada vez que nuestro enamorado amigo visita el muro o perfíl de su dama, se enoja o emberrincha ante comentarios o conductas de otros "Don Juanes" que a su vez, también buscan la oportunidad de cortejar y conquistar a la protagonista del perfil. Y ahí... ¡Cuidado amigo!, pues nada hay más dañino que intentar "leer" o interpretar el propósito o la intención de comentarios de este tipo en la red, sobre todo en cuanto a la actitud que adopte ella contestando a los mismos (una palabra o un emoticono de más o de menos puede desencadenar penosas tormentas o dañar seriamente a un ente sensible). 

En este momento todo son ya interrogantes, confusión, interpretaciones, erradas a veces, desconfianza y...celos. Sí, celos. Un sentimiento de inseguridad que de inmediato comenzará a taladrar la relación de los clandestinos amantes. Él, sufriendo pensando en que si ya de por si es jodido aceptar que la mujer que amas pertenece a otro hombre en realidad, no poseerla "en exclusiva" tampoco en el plano virtual le produce una terrible frustración y desasosiego. 
Si es infiel al hombre que comparte su vida... ¿Cómo no va serlo con alguien que vive tan alejado y del que ni tan siquiera conoce la mirada frente a frente, ni ha sentido el tacto de sus manos en la piel, ni el sabor de sus besos? -se pregunta amargamente-

Ella, por otro lado (y con los pies más firmes sobre el suelo), se encuentra muy agusto y entretenida disfrutando de su nuevo estatus de mujer libre y sexy, del romántico deseo de su amante y de la legión de "ciberligones" que la cortejan y calientan el ego (y otras cosas) a diario, y ahora, ya "liberada" se divierte colgando fotos propias y textos sugerentes para "animar" el cotarro y por ende, la libido de sus visitantes. Al fín y al cabo ¡Nunca se había sentido tan deseada por tantos hombres! Por eso no está dispuesta a renunciar a ese desahogo que le evade de las frustraciones de su vida conyugal. Sabe muy bien que al fin y a la postre, todo se trata de un juego. Un juego que, salvo excepciones (que las hay, aunque pocas) tarde o temprano acabará en nada. Un juego muy placentero y especial... pero que nunca le hará perder la cabeza como para abandonar jamás a su pareja verdadera, la real, el padre de sus hijos y al fin y al cabo quién le hace el amor entre las sábanas; y mucho menos por un hombre al que, pese a haber compartido a distancia muchas horas y sensaciones (Sin duda más que con su propio esposo) y por mucho cariño o afecto que pueda sentir por él... No dejará nunca de ver como a un desconocido. 
Así que, en buena lógica, cada vez tolerará peor esos celos de su "novio" ni nada que le corte su recién encontrada libertad; hasta que ya existan más discusiones y mal rollo que placer y felicidad en esa relación virtual; y al igual que empezó... todo termine.

Copyright © 2016 Max Piquer


NO DEJES DE LEER "VESTIDA PARA AMAR"  DE  MAX PIQUER 
A LA VENTA EN FORMATOS DIGITAL Y PAPEL EN AMAZON  COMPRAR   

SI DESEAS UN EJEMPLAR FIRMADO Y DEDICADO PUEDES PEDÍRMELO AL CORREO maxpiquerautor@gmail.com Y TE LO ENVÍO A CASA



26 jun. 2016

UNOS MINUTOS


No tienes que decir nada amor. Solo relájate en tu sillón, entorna los ojos, deja la mente en blanco y siente sobre la piel ese hormigueo tan jugoso que conduce a lo prohibido. Al morbo del deseo, del placer oculto. Ese que solo a ti te pertenece porque no se puede compartir. Personal e intransferible Eres bonita, una mujer deliciosamente atractiva. simpática, cariñosa y muy sensual, lo sé. Posiblemente ni tan siquiera tú puedes adivinar cuanto. Acaricia tus pechos para mí. Deja que te mire embelesado. Necesito vivir tu placer, tus recuerdos, tus tórridas emociones, tus secretos. 

Desnúdate para mi, acariciaté, muéstrame el camino, porque cuando empieces a sentirte mojada, ya no podrás parar de gozar. Eso es, ábrete bien de piernas y de mente. Me arrodillaré ante tu sexo y apretándote muy fuerte las nalgas, te atraeré hasta mi boca, y comenzaré con la lengua la danza del devaneo, bailando con tu clítoris hasta que se detenga la música de tus gemidos; porque no existe mayor orgullo para mí que ver como alcanzas por unos minutos la cima de la lujuria. Cómo tu vulva rebelde ya no se resiste, sino que se ofrece encantada a probar el dulce escalofrío que te regala mi aliento. Así me gusta mi amor, penetrarte poco a poco; mientras hundes los dedos en mi piel . Y poco a poco también, sentir como tus cálidos flujos chorrean en el interior de los muslos. Suaves, resbaladizos y pintados con el sagrado sabor del orgasmo indescriptible. Lo mereces, tras sellar el día con un beso, un susurro y la llama de tu secreto; que aún sientes latir complacida en el interior de tu cuerpo. 

Después te vestirás, arreglarás tu cabello, maquillarás tu cara, te perfumarás y volverás al nido con tu marido, tu hombre, el padre de tus hijos. No importa si no le amas. Tampoco a él. Hace tiempo que solo compartís cama, mesa y techo, Estáis atrapados; los niños, la economía y el ¿Qué diría la familia?  Así que no me hagas soñar en balde, por favor,  no seas cruel porque sabes que te amo con toda mi alma. Parte ya, se hace tarde, él te espera para cenar y tienes que servir la mesa.
Eso si, antes dame unos minutos…  Tan solo unos minutos y copularé con tu mismísima alma.

Copyright © 2015 Max Piquer   Reservados todos los derechos

HAS LEÍDO UN RELATO INCLUIDO EN EL LIBRO "VESTIDA PARA AMAR"  DE  MAX PIQUER 
A LA VENTA EN FORMATOS DIGITAL Y PAPEL EN AMAZON  COMPRAR   

SI DESEAS UN EJEMPLAR FIRMADO Y DEDICADO PUEDES PEDÍRMELO AL CORREO maxpiquerautor@gmail.com Y TE LO ENVÍO A CASA





OTROS LIBROS DE  MAX PIQUER



"MUJER" disponible en eBook 1´87 €  y formato impreso 9´86 €  en
la tienda Amazon: COMPRAR
SI ALGUIEN DESEA ADQUIRIR UN EJEMPLAR FIRMADO Y DEDICADO PODÉIS PEDÍRMELO AL SIGUIENTE CORREO: 
maxpiquerautor@gmail.com Y OS LO ENVÍO A CASA.









     "Los despertares de Cora" disponible en eBook (1´40 € y formato impreso 4,45€