9 dic. 2016

TESORO






Hablándome pausadamente te desnudas poco a poco con cadencia, palabras que indican en su belleza el dorado camino que lleva a tu divino tesoro.  Aquél que sólo entregas en pequeñas y exquisitas porciones; como el bombón delicado que dulce y plácidamente se va disolviendo en la boca, inundándola de sabor a ti, derretido con el calor de tu hálito.  Cálida corriente que incita a pecar entre tus piernas, estremece, confunde, cautiva y excita el espíritu seduciendo, enamorando….

Tan grata, cálida y placentera que inquieta, tan perversa y lujuriosa, que hechiza, embriaga y embelesa, tan fugaz como la estrella que, harta de brillar en la soledad del cielo negro, titilea en movimiento, como  tus pechos cuando entregada a la pasión bailas con las tinieblas.  Somos espíritus furtivos, levitando entre palabras de amor y lágrimas de sentimientos encontrados; en la calma sosegada de la noche, en el tímido resplandor de la madrugada, en el más recóndito rincón del silencio compartido o tal vez entre bastidores de la noche imaginada.

Copyright © 2016 Max Piquer .Todos los derechos reservados.


HAS LEIDO UN TEXTO DEL LIBRO "VESTIDA PARA AMAR"  DE  MAX PIQUER 
A LA VENTA EN FORMATOS DIGITAL Y PAPEL EN AMAZON  COMPRAR   





NO TE PIERDAS " MUJER"
A LA VENTA FORMATOS DIGITAL Y PAPEL
EN AMAZON  COMPRAR





LIBRO TOP VENTAS 2015 EN AMAZON       COMPRAR

28 nov. 2016

SOLO QUIERO



Solo quiero tenerte a mi lado y poder oler tu piel desnuda. Lamerte todo el cuerpo con los ojos cerrados y deleitar mis sentidos como el ciego que reconoce a su amada entre millones de hembras con tan solo acariciar levemente su rostro.
Recostar la cabeza entre tus senos evocando sentimientos perdidos, tantas palabras enamoradas que el viento me arrebató de las manos para esparcirlas por los angostos caminos que señalaban mis tristes agonías; dejándolas volar libremente entre  hojas secas y papeles rasgados escritos con esa tinta amarga que impone con tiranía la soledad.

Solo quiero pasar con sutileza los labios por tu boca celestial aspirando al mismo tiempo todo el aliento que sea capaz de guardar en los pulmones; porque amor, juro por mi vida que necesito tu respirar para seguir existiendo. Postrarme arrodillado ante tu presencia, aferrarme a la excitante curvatura de tus caderas, y acariciándote ascético las nalgas una y otra vez, sin pausa ni tregua, como un mantra infinito, cubrir de besos mojados tu clítoris regio, resplandeciente, con el fervor que reclama una diosa que reina con orgullo entre los hombres.

Copyright © 2016 Max Piquer .Todos los derechos reservados.

Has leido un relato perteneciente a mi próximo libro  (en preparación)   "DEJA QUE TE SUEÑE"







NO DEJES DE LEER "VESTIDA PARA AMAR"  DE  MAX PIQUER 
A LA VENTA EN FORMATOS DIGITAL Y PAPEL EN AMAZON  COMPRAR 


  



Si te apetece tener el libro firmado y dedicado, pídemelo al correo maxpiquerautor@gmail.com  y te lo envío a casa.


2 nov. 2016

AMIGAS



Nada es comparable a la satisfacción que me produce despertar y observarla a mi lado, recibir la mañana con caricias y bostezos, levantarnos agarrados de la mano y entre olor a café besarnos en la cocina. Ella preparando las tostadas del desayuno mientras exprimo mecánicamente naranjas con los ojos clavados en su piel blanca, brillante, suave y anacarada. Ese rostro angelical, casi infantil, Esos grandes ojazos azulados, sus pechos firmes, sutiles, y ante todas las cosas, su espíritu, ese aura cuya pureza consigue que un día sórdido, triste y apagado se convierta por arte de magia en un luminoso paisaje primaveral. Por eso la amo y agradezco cada hora del día a los dioses el haber tenido el detallazo de ponerme a este ángel en el camino. Creo que ya no podría respirar más que su aliento, ni me calmaría la sed otra bebida que no fuera su saliva o el dulce néctar que mana de las entrañas a través de su vulva enamorada . 

Pero el amor en ocasiones puede que sea un efecto colateral de la locura. Solo eso explicaría que felizmente enamorado y pleno por la hembra que comparte mi vida, sienta temblar las piernas sumido en la confusión cuando otra mujer, que por maquiavélico capricho del destino resulta ser su mejor amiga, me mira fijamente con ojos acusadores, como preguntándome cuando voy a decidirme de una vez, cuando voy a ser valiente y dar ese paso vital, ese volantazo en el camino que nos separa de la felicidad absoluta.  
Yo me quedo sin respuesta, absorto, moviendo la vista desde sus vivarachos ojos marrones a la exquisita línea que dibuja su boca; que con mil expresiones distintas me transmite en décimas de segundo millones de mensajes diferentes; algunos inocentes como cuando un niño repite divertido cada dos por tres esa palabrota que aprendió por la mañana en el colegio sin conocer siquiera su significado; otras veces se presentan en forma de una gran fábrica generadora de morbo apasionado y crudo deseo; de cariño y lujuria reprimida al más absoluto desenfreno. Y no puedo evitar abrazarla, apretar sus pechos contra mí y devorarla de arriba abajo, de abajo arriba; sin tregua, abandonado a mis instintos y a los suyos, jadeando enloquecido en pos de su felicidad. 

Y pregunto confuso a los cielos y a los infiernos el porqué me veo atrapado en tan delicada tesitura. Sentimientos ilógicos  y  tan jodidamente intensos y reales.
Ella sabe muy bien la dificil situación en la que me encuentro, que estoy indefenso rendido a sus pies, que no solo mi sexo sueña en voz alta con sus mimos, sensuales caricias y ese húmedo calor que genera su vagina empapada, sino que su sonrisa me pertenece, como también sus sollozos. Necesito su dicha; no, no es un capricho, ni tampoco un fugaz calentón pasajero, es muchísimo más, añoro ver como ríe, quiero acunar sus desvelos, vivir en sus sueños. ¡Dios qué complicado es todo!¡Qué doloroso resulta dividir en dos el corazón sin decir mentiras ni esconder secretos. ¿Cómo explicarles lo mucho que las quiero sin que me tilden de carota, sinvergüenza o mentiroso? No soportaría dañarlas ni mucho menos lo merecen. 
¿O será mejor adoptar un silencio piadoso?  No lo tengo claro, estoy muy perdido. Solo sé que las palabras mudas se clavan como espinas en el corazón, cuando besas sinceramente con el alma.


Copyright © 2016 Max Piquer .Todos los derechos reservados.


NO DEJES DE LEER "VESTIDA PARA AMAR"  DE  MAX PIQUER 
A LA VENTA EN FORMATOS DIGITAL Y PAPEL EN AMAZON  COMPRAR   



Si te apetece tener el libro firmado y dedicado, pídemelo al correo maxpiquerautor@gmail.com  y te lo envío a casa.






LIBRO TOP VENTAS 2015 EN AMAZON       COMPRAR

24 oct. 2016

NOCHE DE VALPURGIS



 Desde los albores de los tiempos el hombre se ha sentido vulnerable a lo desconocido, temeroso hacia todo aquello a lo que su reducido entendimiento es capaz de procesar, analizar o digerir. Cuando la razón intenta en vano encontrar  lógica a lo inexplicable, cuando los esquemas del raciocinio se desmoronan como una figura de arena ante la furia del viento, cuando la realidad parece evaporarse como el humo que exhala una vela al apagarse, entonces los gritos se ahogan en la garganta y las piernas se niegan a obedecer las órdenes del cerebro.  He aquí el momento en el que el vello se te eriza, la sangre se congela en las venas y el sudor se torna frío porque aterrado, eres consciente de que ha llegado la hora del miedo.

Ese pánico que nos arrastra a través de paisajes sombríos, bosques tenebrosos o mansiones encantadas cuyo interior guarda horripilantes secretos y abominables maldiciones; castillos medievales que ocultan largos pasadizos sin fin;  lúgubres sótanos y  oscuros panteones poblados de espantos torturados que pululan por sus pasillos arrastrando pesadas cadenas y cuyos plañideros quejidos ocultan la luna apagando de un soplido la luz de las estrellas. 

Tétricos cementerios sembrados de lápidas cuyas cruces  asomando entre la niebla, enmohecidas y agrietadas por el devenir del tiempo, escuchan en silencio la estremecedora voz de los difuntos que bajo ellas habitan. Criaturas del Averno cuyos rostros putrefactos te someten al más estremecedor de los desvelos. Semblantes huérfanos de expresión, ojos  blanquecinos carentes de brillo y alma. Grotescos muertos vivientes ávidos de carne humana que vagan sin rumbo en macabra procesión. Desagradables figuras endemoniadas medio devoradas por los gusanos, malolientes, mutiladas; que emergen desesperadas de sus ataúdes carcomidos buscando liberarse por fin de la húmeda tierra en la que yacen condenadas para siempre tras la inapelable sentencia de la muerte.

Se acerca ya la noche señalada; marcada con  pavor en el calendario de la historia, en la cual los no vivos deciden acceder sin permiso a nuestras  pesadillas; y las brujas vuelan  montadas en sus prodigiosas escobas buscando víctimas en las que experimentar nuevos hechizos y conjuros. También orcos legendarios, monstruos del inframundo, licántropos hambrientos, fantasmas burlones y hasta regias momias egipcias que, resucitadas a través de atávicos rituales, por nada del mundo querrían perderse la aberrante celebración.

Sin embargo, no todos los hijos de la noche disfrutan de tan sanguinolenta  orgía, como esa pálida mujer que, recostada sobre la tumba de su enamorado, solloza desconsolada su añoranza; pues para ella es motivo de  profunda tristeza y melancolía el recordar a ese alma querida que, abandonada la inmortalidad, se fue para siempre.  Porque su terrible condición, el destino atroz al que vio condenada su existencia fue causada por amor. Tan enamorada estaba, tan ofuscada, que optó un día por seguir el camino de la oscuridad con tal de tenerlo para siempre a su lado.

— Aún siento el frío dentro de mí tras aquella noche en la que fuego y escarcha se conjuraron en la gran catarsis de mi alma perdida. Ya no me queda memoria para recordar la fecha en que todo ocurrió ni lágrimas que lloren el azaroso destino al que me condenaste, hace  ¿cientos de años? ¿siglos quizá? o simplemente todo se trata de un estigma impenitente que forjaste en mi espíritu para recordar al maligno que te pertenezco para toda la eternidad. No lo sé amor, no lo sé....

Tras un leve batir de alas entraste en mi dormitorio revoloteando sobre mí, reconociendo cada poro de mi piel desnuda; y en forma de bruma me rodeaste cubriéndome con tu sensual capa azabache. Sin pronunciar palabra enfocaste hacia mis pupilas tus ojos enrojecidos para robarme la voluntad y descubrir uno a uno mis deseos más inescrutables. Se paró el reloj, nada existía a mi alrededor salvo tu presencia majestuosa pellizcando mis pezones y lamiendo los labios vaginales que, babeando, suplicaban  placer. Luego ordenaste con gesto altanero a la gravedad hacerme levitar lentamente; y suspendida con las piernas abiertas, parada en el aire, me penetraste ferozmente con tu  ardiente pene ano y vagina, acercándome a las doradas puertas del éxtasis.  Un orgasmo sin fin, sobrenatural, como viajar abrazados a bordo de un colchón mágico impulsado por el éter con suspiros y palabras candentes hacia  ignotas dimensiones. Después, marcada por tus colmillos punzantes, casi desmayada por el gozo, me depositaste delicadamente sobre el lecho con esa placentera sensación de quien es rescatado del frío para dormitar reconfortado ante el acogedor calor de la hoguera crepitante. 

Ahora solo me queda vagar eternamente sin otro sentido que dar sustento a la soledad, ingrata compañera con la que convivo y que pese a su cercanía, insiste en no conocerme. Sabe bien que no me agrada el tacto de su piel ni tampoco sus consejos dañinos. Cipreses, amargura, llanto... Pétalos de desazón que gritan al viento su sorda melancolía. Descansar durante el día huyendo de los rayos del sol para renacer en la noche con la oscuridad como aliada para, como cualquier ser diabólico procedente de las entrañas terrenales, saciar mi sed con sangre inocente; dulce ambrosía que  me enseñaste  a disfrutar.

Nada es igual desde que te fuiste, mi vida;  una puta y maldita estaca clavada en tu pecho cambió el devenir de nuestro romance  Por eso mi mundo ya no es mundo sino recuerdos lacerantes con sabor a ósculos perdidos;  la pira de la pasión se reduce ya a cenizas,  pues nada ni nadie puede excitarme salvo tu sexo rampante; muero en vida poco a poco de tristeza y desamor por no escuchar ya tus voces llamándome detrás de las sombras;  presos mis oídos del silencio sepulcral que reina en esta sombría cripta en la que habito, pues existen amores tan intensos que son capaces de sobrevivir latentes, más allá de las tinieblas.


Copyright © 2016 Max Piquer (RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS) 


"VESTIDA PARA AMAR"  DE  MAX PIQUER 
A LA VENTA EN FORMATOS DIGITAL Y PAPEL EN AMAZON  COMPRAR 


  Si te apetece tener el libro firmado y dedicado, pídemelo al correo maxpiquerautor@gmail.com  y te lo envío a casa.

NO OLVIDES LEER "MUJER" PRIMERA NOVELA DE MAX PIQUER, A LA VENTA EN AMAZON  EBOOK Y PAPEL  COMPRAR







20 sept. 2016

COBÍJAME



Quiero sentirme tuya, protégeme m cielo, no me abandones esta noche ni un segundo, te lo suplico. Arrópame con tu piel, pégame a tu vientre, camúflame entre tus caricias sosegadas, escóndeme ¡Que el mundo no me encuentre! rodea mi cuerpo con tus brazos poderosos y deja que lama a ciegas tu virilidad . 
Guárdame en tu pecho mi vida, que tus latidos aplaquen  mi alma enamorada para que nadie ni nada consiga jamás arrancarme de entre tus brazos. ¡No me dejes errar de nuevo por Dios!  vísteme de amor el alma mientras posees  mi cuerpo, suave, caliente, rendido para ti,  para tu deleite. 
Quiero darte placer; que nuestros sexos se besen, se acaricien, se exciten, lloren de emoción y sentimiento y se fundan al fin en un grito infinito, estallando en magia y lágrimas de amor, sin pausa ni final,  como un sueño de hadas interminable del que jamás me dejarás despertar.


Copyright © 2016 Max Piquer (RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS) 



HAS LEÍDO UN FRAGMENTO DE "VESTIDA PARA AMAR"  DE  MAX PIQUER 
A LA VENTA EN FORMATOS DIGITAL Y PAPEL EN AMAZON  COMPRAR   

Si te apetece tener el libro firmado y dedicado, pídemelo al correo maxpiquerautor@gmail.com  y te lo envío a casa.

NO OLVIDES LEER "MUJER" PRIMERA NOVELA DE MAX PIQUER, A LA VENTA EN AMAZON  EBOOK Y PAPEL  COMPRAR




14 sept. 2016

A TUS PIES


Ven, túmbate, relajada, intenta dejar la mente en blanco el viaje ha sido largo y estás agotada mi vida, tus ojazos te delatan.  No pienses en nada, solo concéntrate en sentir el peso de tu cuerpo sobre el colchón y deja que la piel espere expectante por donde empezará a sentir escalofríos.
Te observo en silencio unos minutos impávido, embelesado, se me hace la boca agua como un niño glotón ante su golosina favorita; y una especie de “corriente eléctrica” recorre mi entrepierna, como el resorte que activa mis apetencias más lascivas, mi deseo más caliente.
Procedo a quitarte los zapatos despacio. Para mi significa un excitante ritual. Me resulta muy erótico descalzarte; al fin y al cabo es desnudar tus pies, descubrir una hermosa parte más de ti, de ese cuerpo maravilloso que una noche tatuaste en mi mente con tan solo juntarlo al mío,sellándolo para siempre con el calor de tus besos, escritos con saliva permanente en los archivos de mi memoria.

Deja que acaricia el empeine con un suave masaje. Los talones, sutiles como los de una bailarina; las plantas, blandas y suaves. Me gusta cerrar los ojos y recorrerlas con la lengua para buscar los dedos y besarlos uno por uno. Después me los meto en la boca, arropándolos con el aliento, chupándolos con deleite, el más grueso en primer lugar. Noto como empiezas a retorcerte levemente. Suspiras. Esas pequeñas cosquillas han dado paso a sensaciones tan intensas que el vello se eriza en la epidermis; nunca pensaste que los muchas veces olvidados dedos de los pies podrían producir un placer tan extraordinario. Conforme voy degustándolos, succionándolos, mordiéndolos, masticándolos, aumenta la temperatura en el monte de Venus, liberas tus apetencias ávida de gusto y morbo; te ofreces en alma y cuerpo a la tentación envuelta en dorado papel de regalo; y la humedad envolvente de tu vagina empapa ya el envés de los muslos y los encajes de tus bragas de seda.

Copyright © 2016 Max Piquer .Todos los derechos reservados.

Modelo: Laura Ronda. Fotografía: Patricia Martín


NO DEJES DE LEER "VESTIDA PARA AMAR"  DE  MAX PIQUER 
A LA VENTA EN FORMATOS DIGITAL Y PAPEL EN AMAZON  COMPRAR   


Si te apetece tener el libro firmado y dedicado, pídemelo al correo maxpiquerautor@gmail.com  y te lo envío a casa.


NO OLVIDES LEER "MUJER" PRIMERA NOVELA DE MAX PIQUER, A LA VENTA EN AMAZON  EBOOK Y PAPEL  COMPRAR








8 sept. 2016

DESILUSIÓN



Te aseguro que resulta duro, muy duro, estar colgado de una mujer en la distancia. Pensándote, deseándote cada minuto,  intentando luchar contra la ansiedad que generan las ganas de tenerte a mi lado, entre mis brazos, lamiéndote los senos, mordisqueándote el cuello inhalando profundamente tu respirar entre largos suspiros, comerte la boca con avaricia y soldar mi sexo al tuyo. Entornar los ojos, sentir ese placer infinito, tan difícil de describir, de adentrarme en su interior y sentir el acogedor abrigo de las tórridas paredes de tu vagina, húmedas y cálidas como la veraniega brisa marina; compartiendo tus fluidos con los míos, como generando una poderosa substancia adhesiva que une nuestras esencias, cuerpos, gozos e ilusiones. 

Pero cuando me dejo llevar por la ensoñación de tus encantos y relajado abro la jaula de la fantasía dejándola volar, recreándome en el recuerdo de tu imagen y el sentimiento que me enamoró como a un imberbe adolescente, entonces la cruda, cabrona e inevitable realidad, una vez más, me muestra las verdaderas secuencias de tu vida y las que configuran la mía. Tan lejanas, tan diferentes, tan imposibles. No imaginas lo jodido que resulta pensar en ti en un momento del día y ser consciente de que quizás en ese mismo instante todo lo que anhelo de ti, todo lo que quiero darte, lo estás compartiendo y disfrutando con otro hombre. Y que a fin de cuentas, tus besos "de verdad" son para otros labios y otra lengua, que es su mirada y no la mía la que te derrite, que son sus manos las que delinean las curvas de tu cuerpo erizándote la piel, que es su falo el que te hace vibrar y su esperma tu festín. Que es a él a quién suplicas placer y con él lo vives. 
En definitiva, que la mujer de mis sueños pertenece a otro hombre, como pertenece a otro mundo, otro ambiente, otra vida que nada tiene que ver con la mía. Entonces amigos, la ilusión se desvanece, las mariposas se duermen en el estómago y la erección más excitante se convierte en frustración, tristeza y dolorosa flacidez. Gravosos y oscuros tributos aquellos que debe pagar una mente soñadora.

Copyright © 2016 Max Piquer .Todos los derechos reservados.


NO DEJES DE LEER "VESTIDA PARA AMAR"  DE  MAX PIQUER 
A LA VENTA EN FORMATOS DIGITAL Y PAPEL EN AMAZON  COMPRAR   


Si te apetece tener el libro firmado y dedicado, pídemelo al correo maxpiquerautor@gmail.com  y te lo envío a casa.

NO OLVIDES LEER "MUJER" PRIMERA NOVELA DE MAX PIQUER, A LA VENTA EN AMAZON  EBOOK Y PAPEL  COMPRAR