12 jun. 2015

BESOS



Cortos, largos, apasionados, eróticos. Incansables portadores de amor y deseo. Luces de intimidad. Infalibles armas de seducción. Ósculos de extrema sensibilidad. Ancestrales como el amanecer del mundo, Inmortales como dioses .Tan delicados que parecen acariciar con mimo el sedoso pelaje de un gato persa; tan fogosos como el enojado rugido del volcán. Lujuriosos, lascivos, capaces de descubrir sentimientos sorprendentes; ignotas sensaciones perdidas en el onírico laberinto de nuestras profundidades. 

Pactos de complicidad, arrebato y desenfreno; de súplica o indulgencia. Entierran rencores o resentimientos porque abren los ojos del alma. Enfoca la mirada, entorna los ojos, piérdete, abre bien la boca y deja que se junten sensualmente los labios. Muérdelos con dulzura. Ofrece tu saliva, bebe la suya. Que las lenguas se entrelacen; que dibujen círculos y elipses en paladares húmedos y el envés de las mejillas. Que pululen por el cuello, el lóbulo de las orejas; que rindan tributo a los pechos, succionen pezones y se tomen un respiro jugueteando con el ombligo. Que recorran los pies dedo a dedo, trepen por las rodillas y como los panes y los peces, se multipliquen en la mórbida dulzura de unas nalgas entregadas. Como colofón, el beso secreto, profundo, estrujado sobre el coño latente. Permite que se prolongue en el tiempo hasta que los labios dejen para siempre su emotiva marca, bordada con hilo de oro en los confines de la libido y el inapelable veredicto del recuerdo.

Copyright © 2014 Max Piquer


RELATO INCLUIDO EN EL LIBRO "MUJER"  DE MAX PIQUER.  
DISPONIBLE EN FORMATO eBOOK  (1,40 €)  Y FORMATO IMPRESO (9,86 €)  EN LA TIENDA AMAZON.  
SI QUIERES UN EJEMPLAR FIRMADO Y DEDICADO  PÍDELO AL CORREO: maxpiquerautor@gmail.com   Y  TE LO  ENVÍO A CASA.



No hay comentarios:

Publicar un comentario