21 oct. 2015

MI FETICHE


Hay momentos en los que la distancia se hace insoportable porque a pesar de los kilómetros que nos separan, puedo escuchar desde aquí nítidamente tus inconfundibles cantos tentadores golpeando enérgicamente las puertas de mi entendimiento. Llamadas que se incrustan en la mente como dardos en llamas abriéndose paso derritiendo como mantequilla todo lo que encuentra en su camino, desnudando ansiedades, rasgando la carne tentada con el fuego de tu mirada perversa. 

En el calor y color de tu voz invitas al vicio incitando al desenfreno y la disipación total y clavas las uñas en mi sexo a base de ardientes recuerdos y la irresistible entonación de tus palabras. Conociéndome como me conoces, los utilizas y recreas con notable maestría; Sabedora de que, de una u otra manera, iré en tu búsqueda siempre, como el perrito que va una y mil veces detrás del palo que le lanzas, porque nadie cómo tú conoce tan bien el lenguaje de mi deseo. 

Es imposible concebir tal derroche de sensualidad, semejante abuso de perversión y desenfreno, tamaña incontinencia de lujuria acumulada entre dos cuerpos en los que no rige ya el cerebro sino la disolución más depravada. Nada puedo hacer, ni puedo ni deseo oponerme a su llamada porque el viento me trae el olor fresco de tu vulva, aroma a hembra necesitada de deleite, inmoralidad, o descarrío. A pesar de que intuyo que no soy, ni mucho menos, el único hombre afortunado hechizado por tu conjuro; ni tan siquiera el nauseabundo sabor de los celos es capaz de frenar mi obcecada necesidad por encontrarte. 

Se me hace la boca agua pensando en saborear tus labios oscuros, dulces y gelatinosos, acceder al húmedo templo cobijado entre tus muslos apetitosos y tributar al clítoris, entre lamidas y fruiciones una dulce plegaria como señor que reina en tu conciencia. Recrear tu imagen en cada beso, con la inusitada energía que proporciona la locura, como una ventosa que va devorando cada escondrijo de tu cuerpo, cada pliegue de la piel. Cada capilar de vello erizado.

Por eso alucino cuando pintas tus labios de rojo chillón, con tus braguitas perfumadas y los pezones perfilados y pintados de carmín; o me relamo cuando tumbada sobre la cama me ofreces tus piernas cubiertas por esa fina media  brillante y sedosa, como una rica chocolatina envuelta en papel de plata; para después de acariciarlas y besar devotamente sus tacones infinitos, proceder al excitante ritual de descalzarte despacio, como a una erótica Cenicienta que ha encontrado al fin su zapato de cristal; y con la baba colgando, devorar tus pies dedo a dedo, sin dejar un sólo milimetro; para cuando toda tú estés bañada en saliva, inocularte litros de sémen a través de los trasnochados orificios que comunican tus entrañas.  Qué inenarrable sensación de poder, dirigir el volumen e intensidad de tus suspiros, de tus palabras procaces, de la desvergüenza desnuda que dibuja tu corazón en embestidas ardorosas, salvajes, rabiosas, exageradas, violentas, acompañadas por azotes merecidos en las nalgas descubiertas. 

Hay momentos en los que la distancia se hace insoportable porque además de talisman, eres musa de mis sueños y esclava de mis deseos.  Eres fuego y eres carne.  Eres veneno, del que mata entre placeres.  Mi desvelo, mi cruz, mi bálsamo, mi fetiche. Sueño repetitivo en el que viajamos abrazados a bordo de un lecho mágico; impulsado por el éter en un mundo de caricias, añoranzas, largos y explícitos silencios y palabras enamoradas. 


Copyright © 2015 Max Piquer   Reservados todos los derechos


HAS LEÍDO EL RELATO "MI FETICHEINCLUIDO EN EL LIBRO "VESTIDA PARA AMAR"  DE  MAX PIQUER    
A LA VENTA AQUI EN FORMATO DIGITAL O LIBRO IMPRESO





                                                                         


OTROS LIBROS DE  MAX PIQUER



"MUJER" disponible en eBook 1´40 €  y formato impreso 9´86 €  en
la tienda Amazon: COMPRAR
SI ALGUIEN DESEA ADQUIRIR UN EJEMPLAR FIRMADO Y DEDICADO PODÉIS PEDÍRMELO AL SIGUIENTE CORREO: 
maxpiquerautor@gmail.com Y OS LO ENVÍO A CASA.









     "Los despertares de Cora" disponible en eBook (1´40 € y formato impreso 4,45€ 






No hay comentarios:

Publicar un comentario